Fashionista del Fútbol


Footballs

Image by beefy_n1 via Flickr

Hoy se enfrenta la Selección Colombia a la de Costa Rica en un partido de la Copa América y en honor a la ocasión mi esposo quiso celebrar de vistiéndose con la camiseta tricolor (Los colores de la bandera de Colombia son amarillo, azul y rojo). Me preguntó qué tal me parecía y cometí el error de ser honesta

-Esa camiseta no es lo que yo llamaría bonita. Es algo…colorida

-Son los colores de la bandera. Estoy siendo patriótico.

-Estás siendo anti-estético.

-¿Y si me la pongo con pantalones rojos?

-Quedas como un juglar

-Pero las camisetas de fútbol se usan.

-Sí, para jugar fútbol.

-Si eso fuera cierto, no las venderían como merchandising.

-Es una prenda de vestir que tiene un uso específico. Es como si yo salgo a la calle de tutú.

Y ante ese argumento…

 

Relaciones familiares en la era de las comunicaciones


PIBLICADA EL 27 DE MARZO DE 2011

Todo empezó de manera tan inocente…llamé a mi mamá al celular y me contestó agitada.

-Qué hubo, mija. ¿Qué pasó? ¿Qué necesitas?

-No, nada urgente. Sólo quería preguntarte por la receta de la torta esa que se hace en el microondas.

-Está en el cajón de mi nochero.

-Mami, estoy en Bogotá. No puedo abrir tu nochero (esto dicho con desesperación y condescendencia)

-Ay, mija, no el cajón-cajón. Mi BLOG, que se llama así.

-¿Tienes un blog?

-Sí. Es que tengo muchas amigas que me escriben pidiéndome la receta de lo que les di tal o cual día que vinieron o me piden consejos de orientación familiar y me cansé de escribirles de a una y puse un blog.

-Ah, qué bueno. ¿Y mi papá?

-Tu papá tiene su propio blog.

-No, me refiero a que si está por ahí para que me converse.

-No, él está en este momentito metido en Skype con un tipo de Costa Rica que le está preguntando por unos abonos orgánicos. ¿Por qué no te metes y le mandas un tweet y le preguntas qué quiere de almuerzo?

-¿Pero, por qué no vas tu y le preguntas? Lo tienes al lado…

-No, él está en la parte de atrás de la finca y yo estoy en mi cuarto porque estoy actualizando mi Facebook para que quede coordinado con mi blog y los dos sincronizados con mi Blackberry porque tengo que saber cuándo alguien se mete al blog y si me hacen comentarios para estar al tanto.

-Pero, no puedes hablar conmigo ahora…

-Me encantaría pero es que estoy configurando mi cuenta de Twitter y mis seguidores están pendientes de mis Tweets. Hoy voy a twitear sobre Montessori y voy a subir una entrada sobre una torta de banano.

-Ahhh. Bueno, pues si estás ocupada…

-No, mira, si quieres mándame un mensaje de texto al celular y si quieres me dices de qué quieres hablar y yo te mando un hipervínculo remitiéndote a una página que hable del tema sobre el que tienes preguntas.

-No, no era nada. Te quería contar de algo que había hecho Matías…

-Pues grábalo y montas el video en YouTube. Yo ya tengo cuenta.

-No, pues tienes cuenta en todas partes.

-Pues es que toca, mija, porque uno en la vereda se desconecta mucho y hay que estar actualizados, saber lo que está pasando en el mundo.

-Pero yo pensé que ustedes se habían ido a vivir a la finca porque estaban cansados de estar actualizados y querían precisamente desconectarse del mundo y reconectarse con la naturaleza, vivir más tranquilos, disfrutar de los atardece…

-Ay, ahora que dices atardecer, te voy a mandar una presentación en Power Point de unos atardeceres divinos.

 

Como quien dice, nunca habíamos tenido tantas maneras de incomunicarnos.