Miércoles (no tan) Mudo: Sólo en Bogotá…


En medio de un aguacero torrencial en Bogotá, un indigente usó una guadua para hacer un puente improvisado. No supe si admirar su astucia o criticarlo por ser tan aprovechado pero el caso fue que le di 500 pesos para no mojarme los zapatos.

Si quiere más, visite la entrada de mi blog en inglés