Geek Pride


  Este 25 de mayo se celebró, para mi gran felicidad, el Día del Orgullo Geek, día fausto que celebré con tantos bombos y platillos como pude.
Un geek, para quienes desconocen el término, es una persona que por puro placer ha logrado un nivel de conocimiento superior al medio con respecto a un objeto cualquiera. Ojo, no confundir con nerd que es una persona que acumula ideas, teorías o datos sobre temas varios. Las dos condiciones, geek y nerd, pueden ser y con frecuencia son concomitantes, pero para efectos de claridad, lo geek se materializa en uno o varios objetos mientras que lo nerd es pensamiento puro. Así las cosas, uno puede ser geek de los carros, de los relojes, de los celulares o de los cortaúñas. Los anticuarios son geeks, como lo son la mayoría de los dueños de galerías y museos así como cualquier coleccionista que se respete, sea de monedas, tiras cómicas o chicles usados.

Todos tenemos algo de geek, o al menos uno en la familia.

Yo -que soy geek, nerd y dork toda en una y cubierta de chocolate- me emociono profundamente cuando se celebra aquello que normalmente es blanco de burlas. Aun no entiendo cómo ni por qué hay personas que creen que a alguien le mejora la vida el burlarse de una persona que ama algo con pasión, que creen que las emociones son sinónimo de debilidad o que cuando alguien expresa una afinidad con un tema en particular está comportándose de una manera reprochable. Déjenme decirles, no hay nada más reprochable que negarse a establecer conexiones con el mundo exterior y rehusarse a sentir admiración profunda y placer estético genuino por considerarlo poco “cool”.

Además, lo mejor que le puede pasar a uno es ser geek porque entonces es fácil saber qué darnos de regalo y son más altas las probabilidades de salir ileso de un juego de Amigo Secreto interdepartamental en la oficina (aunque a mí de todas maneras me han regalado perros rosados y bonos para sesiones de bronceado). Pero más allá de ser fácil darnos en la vena del gusto a quienes tenemos la vena brotada de manera permanente, creo que todos deberían aprender de los nosotros que aquello que amamos, nos define. El mismo acto de apreciar algo, de sentir placer en el descubrimiento de nuevas formas de conocer lo conocido, da sentido a nuestra vida.

Los geeks no juzgamos las obsesiones de los demás y somos mucho más tolerantes que los que insisten en contener su asombro y tapar la maravilla con cinismo porque entendemos que dar rienda suelta a nuestras pasiones nos da alientos para seguir adelante. Nuestras colecciones, nuestros juguetes, nuestra sed insaciable de conocimiento es justamente nuestra fortaleza. Para los días en los que todo anda mal, en los que nadie entiende, en los que no hay paraguas que aguante la lluvia de excremento ni refugio para atemperar la tormenta, siempre está lo que más nos hace geeks: el amor.

Un comentario en “Geek Pride

  1. Camilo Ernesto Hernández Rincón dijo:

    ¡TE AMO MI ÁNGELA! Gracias por dedicarme esto… Créeme que me levanta la moral tremendamente… (pregunta pendeja: ¿Que es Dork?)

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s