Seguridad informática


Recientemente me hackearon mi cuenta personal -no, no estoy vendiendo nada que le agrande nada a nadie ni tengo contactos secretos con inversionistas africanos herederos a un trono desconocido que buscan invertir en propiedad raíz- y a raíz de ello estuve en clase de seguridad con un especialista en el tema (que además es genio neurótico, adicto al arequipe y un gran amigo) quien me explicó con poca paciencia que tengo cero concepto de la privacidad. Le dije que como columnista y bloguera mi trabajo consiste en compartir experiencias personales con mis lectores con la filosofía de que compartir mi intimidad ayuda a que otros se sientan menos solos en la suya. Eso o creen que soy una loca de remate y se atacan de la risa. Igual, una situación gana-gana. Pero él dice que una cosa es compartir la leche y otra muy diferente regalar la vaca. En otras palabras, tenía que replantear todo mi esquema de identidad virtual. Comparto algunas ideas:

·      La foto del perfil no tiene que ser una foto de uno. Puede ser una foto de una flor o una vela o algo que a uno le parezca bonito, pero en todo caso no debe ser una foto de mí parada al frente de mi casa de tal manera que se lea el número en la puerta y desde donde se alcanza a ver la puntilla en donde escondo las llaves de repuesto (debidamente marcadas con cinta de enmascarar “llaves de repuesto, puerta principal”).

·      Las claves de internet pueden tener hasta 20 caracteres y en algunos casos más (yahoo permite 32) y uno debe aprovecharlos todos. El Ingeniero dice que lo mejor es una frase de un libro o una película o una canción revuelta con un número, pero en ningún caso debe ser algo obvio como el nombre de mi único hijo y su fecha de cumpleaños ni la súper idea muy original de que la clave sea el nombre de la página. La clave de Twitter no debe ser Twitter ni la clave de Facebook debe ser Facebook, etc.

·      En cuanto a la seguridad telefónica es importante cuidar lo que uno dice. Por ejemplo, si alguien llama al teléfono preguntado por Eduardo, no es buena idea decir “Aquí no hay ningún Eduardo. Lo sé porque vivo absolutamente sola, nunca hay nadie conmigo y la chapa de la puerta está floja así que si hubiera algún Eduardo ya se me habría robado la caja llena de diamantes que tengo escondida debajo de la cama”.
·      En cuanto al blog, el Ingeniero sugiere que si bien mis lectores aprecian mi candidez, no necesitan detalles como el banco en donde tengo cuenta y los días en los que voy a sacar plata. Dice que hay que tener mesura: compartir fotos de un viaje está bien; escanear pasaporte está mal, aún si uno sale chistosísima en la foto del documento.

Image

Maestra de la discreción y el camuflaje. (Era Halloween, para que sepan)

 Espero que estos tips ayuden a hacer de Internet un lugar más seguro. Y ahora si me disculpan, tengo que ir al cajero a la vuelta de la esquina a retirar lo de la prima de Navidad.

 

* Esta columna fue publicada el 1 de diciembre de 2013 en el diario La Tarde en la columna Mundo Moderno*

5 comentarios en “Seguridad informática

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s