El bulo se nutre de la bulla


Un amigo lector me enseñó la palabra “bulo”, que es el término correcto para noticia falsa. He dedicado un par de entradas al tema de los bulos y hoy les quiero hablar de cómo funcionan y por qué existen.

Verán, los bulos parten de la suposición de la bondad, de que la gente es amable y quiere que sus amigos estén a salvo y que nada une a la gente como un enemigo común. También suponen que la gente es perezosa y que estamos predispuestos a creer las malas noticias pero no tanto a confirmar las fuentes. Por eso me llegan correos como este:

Les informo que llegó a mi correo un aviso de transferencia por un banco en el cual no poseo cuenta corriente…

Y este

Consejos importantes de salud:

1. Conteste las llamadas de teléfono con el oído izquierdo.

2. No tome su medicamento con agua fría ….

Y varios que empiezan
Se acaba de detectar un nuevo tipo de cáncer…
O bien
Han descubierto una nueva forma de atraco…
Y siempre terminan con la admonición de que si uno no comparte el mensaje está poniendo en riesgo a su familia y amigos, así que por supuesto la gente le da reenviar sin dudarlo y además cree que está prestando un servicio social.
Mas no.
Este tipo de mensajes, fuera de causar pánico entre la gente que tenga cualquier tipo de brote inocuo, lo que hacen es exponer a todos los que se encuentran en la lista de recipientes a que alguien, en algún punto de la cadena, copie su correo y lo use para enviarle Spam o correo indeseado. Si alguna vez les ha llegado una oferta para un medicamento mágico para alargar el pene o fotos de señoritas en busca de compañía o una carta de un príncipe nigeriano que busca invertir en propiedad o una notificación de que se ha ganado el baloto irlandés, la culpa es de este tipo de correos.
Incluso los mensajes aparentemente inocentes como el que Hotmail o Facebook va a empezar a cobrar y que se necesitan chorriscientas mil firmas o Bill Gates está regalando un computador son bulos.
Ahora, si le llega una presentación en Power Point con fotos de cascadas o una caricatura de un gato tomando café o la foto de la perra que adoptó un tigre y simplemente no puede evitar compartirla, hágalo teniendo la precaución de poner los recipientes en el espacio de CC y poner “Hide CC” u “Ocultar recipientes”. Así, la gente que lo reciba no podrá ver las direcciones electrónicas de los demás recipientes y podemos minimizar la probabilidad de que alguien copie las direcciones de nuestros amigos y familiares para bombardearlos con noticias de que su número de cédula ha sido elegido para recibir un auxilio del gobierno o que se ha encontrado una herencia de un pariente lejano sin hijos que ahora hay que reclamar.
Compartir mensajes lindos fortalece las relaciones y todo el mundo disfruta de un buen chiste, pero hay que compartir con alegría y precaución.
Les insisto, si saben de otros bulos me cuentan y aquí los pondré para que revisen. También comparto estos hipervínculos para que ustedes mismos sepan dónde buscar en caso de que les lleguen correos sospechosos.
Para bulos, leyendas urbanas, mentiras convincentes: http://snopes.com

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s