Vanidad genital


Una pareja de amigos de mis papás que permanecerán anónimos salvo que ellos mismos se delaten se encontraban una noche en su alcoba matrimonial. Ella se miraba al espejo mientras él se desarropaba y ella preguntó, preocupada por su juventud en declive, si él creía que sería una buena idea que ella se sometiera a una cirugía de levantamiento de senos, a lo que él respondió que entonces él se haría lo mismo pero en las pelotas. Yo me he reído mucho con esa anécdota durante varios años pero ayer me enteré de que el dichoso procedimiento alisabolas existe.

Así es, hombre que sienta una holgura molesta y necesite una desarrugada gonádica puede acudir al Beauty Park Spa en Santa Mónica, California, y por tan sólo USD575 puede recuperar la tersura de antaño, eliminar los vellos no bellos y corregir cualquier decoloración del escroto y listo, queda listo para actualizar el perfil en Facebook.

Ahora, si el marido de la historia decide templarse el tendido, la esposa tiene opciones. Aparte de las cirugías faciales y corporales que ya conocemos hay varios procedimientos para la zona femenina. Para empezar, el tema de la depilación ha evolucionado y ahora se trata de paisajismo, siendo las estrellas y los corazones los motivos más solicitados. Si quiere dar un toque extra a esa estrella puede usar un kit de tintura rosado de la marca Betty Beauty. Si lo anterior deja el área un poco desértica y árida siempre está el confort de una vaginoexfoliación que es, bueno, lo que el nombre indica: una exfoliación en el área meridional. Las coreanas no exfolian sino que vaporizan con una especie de sauna especial que, según Jennifer Love Hewitt deja todo listo para hacerse un vatuaje, un tatuaje hecho con aerógrafo que incluso puede hacerse con tinta especial que brilla en la oscuridad (útil si se va la luz y uno tiene que buscar las velas y los fósforos).  

            Con estos procedimientos marido y mujer pueden refrescar el paisaje en su lecho marital, si así lo desean, y ofrecer un espectáculo colorido y liso a su pareja.

Yo personalmente no le veo la gracia a tanto emperifolle y francamente me incomoda en nivel de escrutinio e iluminación que se requiere para apreciar tanto detalle. Claro que como muchas parejas con hijos, nosotros a duras penas tenemos tiempo de vernos las caras. Pero si tuviera tiempo creo que el tema del paisajismo podría ser funcional para las parejas casadas si uno le da un toque práctico, como usar el espacio para poner una notica del estilo de “oye, hay que comprar leche”. Incluso se podría pensar en vender pauta y lucir textos de la orden de “tu jefe te manda a decir que termines el reporte” o “tu mamá quiere un suéter de navidad”. Claro que eso mataría cualquier inclinación pasional pero logro que mi marido me haga caso podría ser mucho más placentero que una exfoliación coreana. 

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s