La indomesticable


Dirty Toilet

¿Qué dicen? ¿Algún argumento?

Seamos sinceros, no soy precisamente “doméstica”. Lo único que me gusta hacer es cocinar pero el resto de las labores del hogar me resultan poco gratas, por decir lo menos, pero como la vida que quiero es lejos de barata nos toca hacer algunos sacrificios y uno de ellos es la ayuda así que desde hace días me ha tocado asumir las responsabilidades que dichosamente había evitado hasta ahora y al hacerlo he aprendido a apreciar mucho más el oficio de mantener una casa en orden y también me he replanteado laimportancia de hacerlo. Me refiero a que hay cosas que damos por sentado que son importantes que tal vez ameriten un examen más juicioso pues siento que muchas labores que ahora damos por sentado que son imprescindibles realmente surgieron como respuesta al aburrimiento. Es que piénselo, hace cien años no había más qué hacer sino ir a misa y hacer oficio pero hoy en día existe Pinterest y no necesitamos llenar las horas con tanta cosa.

Por ejemplo aquello de tener la ropa planchada. O sea, ¿quién dijo que era tan importante tener ropa sin arrugas? Claramente alguien que no ha intentando planchar. Porque, en serio, la plancha es de los electrodomésticos odiosos que existen. La mía me odia. Me ve llegar y se ríe. No suelta vapor sino que le escupe a la ropa. Y sabe cuándo la camisa es mía y cuándo es de Jorge y nadie me va a convencer de lo contrario…pero volvamos al punto: la ropa planchada creo que debe morir. Estoy segura de que hay algún argumento ambientalista en algún lado que apoye mi idea. Tal vez algo con el caliento global (claro, porque las planchas generan calor). O tal vez podría apelar al feminismo…
Otra cosa son los vidrios limpios. Pues, si pasamos tanto tiempopreocupados por tapar las ventanas con persianas, cortinas y blackout y rajamos de los mirones, ladrones y los vecinos metidos, ¿para qué invertir tanto tiempo y dinero en darles una buena vista? Los vidrios sucios contribuyen a la paz interior porque eliminan el mundo exterior. Además, le dan a la casa in aire de desprolijidad medio hippie que creo que está de moda (en mi mundo).
Y ya con los vidrios sucios, ¿qué importa tener la cama destendida? Si yo soy la que duermo ahí y a mí no me importa pues no debería tenerle que dedicar todo ese tiempo y esfuerzo sólo para que mi cama luzca como en las revistas. Además, donde otros ven desorden, yo veo calor de hogar. Mi cama parece un nido, natural, como debería ser el nido de la mamá. ¿No los convence?
En lo que sí no puedo descuidarme es en el aseo porque no creo que pueda convencer a nadie de matar los hongos atenta contra los derechos de losFungiformes ni que las bacterias son mis mascotas. Pero no voy a ceder en que las arañas son una especie protegida y por eso es un crimen sacudir.

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s