V de Venganza (y Veet)


Veet

Veet (Photo credit: Wikipedia)

Los hombres se quejan porque se tienen que porque pasarse la cuchilla durante 5 minutos al día (o una vez a la semana si es lampiño) les quita tiempo, les da pereza, se tienen que mojar, a veces se cortan y bu jú jú. Si se niegan a afeitarse se dejan la barba y dicen que se es look “desprolijo chic”, que es la barbita azul (five o’clock shadow, para los internacionales) y algunos medios insisten en promover la noción de que se ven sexy con cara de recién levantados. Y las mujeres, mientras tanto,  nos echamos cerca caliente, nos autoflagelamos con máquinas, nos atacamos con pinzas, nos echamos químicos y cremas y piedra pómez e hilos egipcios en más de diez veces los centímetros cuadrados de piel (y eso que no estoy contando las que se tienen que quitar las patillas, los pelos de la cumbamba, el pecho y la espalda. Las hay…las hay) que lo que tienen los hombres en los cachetes, y lo hacemos en silencio. Bueno, no en silencio, silencio. Pero lo hacemos porque el look de bella y bigotuda murió con Frida, el ‘axila peluda chic’ no ha llegado y el día que yo vea una mujer de piernas peludas en la portada de Vanidades la hago laminar y juro que me dejo crecer los míos hasta que me pueda hacer trencitas.
Pero eso no ha sucedido. Lo que sí sucedió fue que la empresa Reckit Benkisser lanzó un nuevo producto de su línea Veet:gel  depilatorio para hombres. La marca estima que atletas, playboys, latin lovers y maniacos de la higiene comprarán este producto y rebosarán de felicidad. Y supongo que no faltará el calvo que quiera, por conveniencia y unidad estética, tener el look “Kojak” arriba y abajo. Pero yo no estoy pensando en el metro u homo sexual acostumbrado a los afeites. Es más, ni siquiera estoy pensando en el heterosexual que va a entrar  a cirugía y prefiere coger el toro por el cacho resolver él mismo el asunto con un ligero aroma mentolado. No; yo estoy pensando en el hombre promedio, curioso y que no lee las instrucciones. Estoy pensando en ese hombre porque al menos una docena de ellos ya probaron el producto y dejaron un sartal de reseñas en la página que lo ofrece que, aparte de útiles, me tienen riéndome casi al borde de la micción desde hace media hora.
Lo primero que sugieren, aparte de LEER LAS INSTRUCCIONES es no usar el producto por todas partes. Varios de ellos reportan haber experimentado un ardor severo con consecuencias posteriores de resecamiento,enrojecimiento y posterior encafecimiento, encogimiento y casi desprendimiento de los…de las…de aquellas. Y aquél no salió tan bien librado pues un usuario afirma que no ha vuelto a ser el mismo. Otros más aventados dicen haber usado el producto para remover el vello facial y aseguran que funciona bien en las orejas pero que hay que tener cuidado con los ojos. Es más, ese usuario hace una curiosa advertencia extra “si le cae producto en los ojos, asegúrese de no tener producto en los dedos ANTES de limpiarse el ojo”. Ah, venganza se escribe con “v” de Veet. Ya sé qué dar de día del padre.

3 comentarios en “V de Venganza (y Veet)

  1. luis zárate rodríguez dijo:

    YO NUNCA HE USADO NI USARE ESTAS MARICADAS. UNA BUENA CREMITA HUMECTANTE PUEDE SER NECESARIA. TAMBIÉN PUEDE SER RECOMENDABLE UN BLOQUEADOR SOLAR, DE LOS BUENOS, PORQUE MUCHOS SON PRODUCIDOS POR CHARLATANES.

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s