Transgresiones e indulgencias


The current two dimensional HP logo used on co...

A veces no sé si HP es por Hijuepu...

No sé qué hice para enojar a los Dioses de la Tecnología, pero están furiosos conmigo. Mi computador sacó la mano, mi Internet no funciona, mis disquetes todos tienen amnesia, mi celular se niega a retener la carga de la pila durante más de dos horas y además se come las llamadas perdidas y se rehúsa a decirme que tengo mensajes de voz. El carro sabe que soy yo la que voy manejando y empieza a dejar salir el gas, quién sabe por dónde, para que a mí me toque tanquearlo. Y no crean que no me dé cuenta de que los semáforos me ven y se ponen rojos antes de tiempo y duran verdes menos de lo que Enrique Iglesias puede sostener una nota. Todos mis relojes tienen las pilas dañadas y el despertador le ha dado por sonar a las 4 de la mañana, cuando ya uno no se puede volver a dormir pero para qué se levanta. El control remoto del televisor no me hace caso, sube y baja el volumen cuando le da la gana, me cambia el canal justo cuando van a descubrir el asesino y a veces simplemente no le manda la razón a la tele. El teléfono inalámbrico de la casa sólo me da dos opciones: oigo todas las conversaciones de la vereda al tiempo o no oigo nada. El microondas es sólo una vitrina con luz que le da vueltas al pollo hasta que lo marea, pero lo no calienta. El horno está en franca huelga. La nevera está moribunda y todo el día emite un gemido desconsolador y fantasmagórico que por las noches se convierte en un alarido de dolor y angustia. La lavadora está loca y padece frecuentes ataques epilépticos, que aparentemente le dan hambre porque le ha dado por comerse mis medias –sólo las mías- y hcaer “copy paste” con los colores de mis prendas, arrancándole el color a una camisa y pegándosela a un pantalón por tanda. Mi secador de pelo decidió pasar del soplido fuerte y sólido a un vaho que sólo logra hacer que se me esponje el pelo y se me caliente la nuca. Pero el colmo de todo fue que mi portátil nuevo, que ni siquiera me conoce, convenció al camión que lo estaba trayendo desde Bogotá para que se hiciera el varado en la línea. Eso ya huele a conspiración.

Sé que ya antes he hablado de mi tecnodependencia y de cómo amo mis tecnomascotas. Tal vez en alguna de mis columnas anteriores dije algo indebido sobre los computadores o sobre los dispositivos que se conectan o tienen pilas. Aprovecho para expresar públicamente mi arrepentimiento en caso de haber hablado mal sobre la tecnología. La verdad es que mis aparatos son como mis apéndices. No, qué va, el apéndice se opera y a uno no le pasa nada. Mis aparatitos son como mis extremidades. Me hacen una falta horrible. Cuando salgo de la casa sin mi iPod, no soy la misma. Cuando tengo mi “palito de la música”, como le dice mi papá, no me importa hacer fila. No me importa que no me atiendan ahí mismo. Soy más paciente, más comprensiva y magnánima. Dejo que la gente se cuele enla fila con sólo mirarlos feo en lugar de intentar hacerles zancadilla. No me irritan los semáforos en rojo y no me estorban los niños que lloran. Mi iPod me convierte en una mejor persona… ¿acaso no se dan cuenta? Si mi pelea con la tecnología sigue, me voy a convertir en un peligro para la sociedad.

Honestamente, no sé qué hacer para congraciarme con la Santísima Trinidad (Nokia, Dell y Hewlett-Packard). He intentado todo, desde hablarles dulcemente al oído hasta amenazarlos con reformatearles el disco duro, pero nada hace que mis aparatos me funcionen. Estoy en una tusa tecnológica poderosa. No sé si comprarme una estampita de Bill Gates o hacer una peregrinación al Sony Center. Creo que me va a tocar construir un altar pagano y sacrificar un Atari o algo porque esto no puede seguir así. Me tocó pedir computador prestado para hacer esta columna. La voy a mandar antes de que aksjdfh asd&%$#//&%=(/% /$C. (¡Demasiado tarde!)

* PUBLICADA EN NOVIEMBRE DEL 2006

 

 

 

 

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s