De Días y Mujeres


Simone de Beauvoir (9 January 1908 – 14 April,...

Simone de Beauvoir

Esta semana se celebró el Día Internacional de la Mujer. También  hay Día del Niño, Día de la Madre , Día de la Secretaria , , Día del Hábitat, Día del Mar, Día del Agua, Día del Trabajo y hasta Día Mundial del SIDA. Notarán que no hay Día del Hombre. Tampoco hay Día de las Mujeres Atractivas y Exitosas, Día de las Mujeres Excepcionalmente Brillantes ni Día de las Mujeres Sencillamente Fabulosas en Todo Sentido.

Al parecer, ese tipo de categorías no ameritan su propio “día”.

Hay muchas que podríamos celebrar esos festivos, pero como no los hay, a las que no somos ni madres ni secretarias nos juntan en un genérico día de LA mujer. Día de LA mujer, agenda mujer, tema mujer, problemática mujer. Jamás he oído de alguien que se especialice en el tema HOMBRE. ¿Cuándo nos volvimos categoría genérica?

No sé, pero no me gusta.

Eso de que mi género sea genérico me choca, y me choca aún más las posibilidades reducidas que tengo como mujer, hoy. La liberación femenina condujo a un nuevo tipo de apisonamiento: el de los rótulos. En algunos casos, las etiquetas y los paradigmas pueden ser más asfixiantes que la falta de derechos civiles. Me refiero a que las que nos escapamos de las marquillas de Madre, Esposa y Secretaria quedamos en un vacío inquietante. No para nosotras… para quienes andan por el mundo buscando encasillar. La MUJER de hoy está atrapada entre dos definiciones: feminista posmoderna o caza maridos retrógrada. Pero si no eres una aguerrida solterona odia-hombres que no se depila, ni tampoco la Barbie que sólo quiere a su Kent y sueña con tejer, bordar, cocinar y andar descalza y embarazada, no hay más posibilidades. Si no eres existencialista, vestida de negro, citando a Florance Thomas y renegando de la traición de Simone de Beauvoir, entonces necesariamente eres hueca, plástica, superficial, bruta y una vergüenza para los cromosomas XX.

No hay áreas grises. ¿Cómo nos pasó esto? ¿Cómo decidimos que el manicure era la vacuna contra el pensamiento crítico? ¿Cuándo concluyeron que la placenta mata las neuronas? Pareciera que no hay cabida para una mujer que lee Proust entre teteros o que discute alternativas a la utilización de recursos fósiles como fuente de energía con sus amigas mientras les hacen los rayitos. Tenemos que elegir entre dos ideas de mujer: femenina o intelectual. Absurdo, ¿no les parece? Pero sucede. Si eres feminista, no puedes querer casarte, ni tener hijos. Si quieres casarte y tener hijos, no puedes ser tomada en serio por las demás mujeres. Las unas en el sindicato, las otras en el costurero.

Y si te sales de ahí, quedas degenerada. Sin género. Quedas como una figura de una tira cómica, una Super Woman con sastre de hombreras y pantalones rectos, que tiene que hacer más que todas las mujeres y que todos los hombres. Tiene que tener el cuerpo perfecto, el esposo perfecto, los hijos perfectos, el carro más lujoso, ropa de diseñador, salario multimillonario, piel sin arrugas, pelo sin canas, pasado sin escombros y futuro sin límites. Cambia pañales mientras hace transacciones millonarias en la bolsa.

Lo único que todas tenemos en común es la culpa. No tenemos derecho a quejarnos. La vida moderna nos ha dado las herramientas para ser y hacer lo que queramos. Es culpa tuya si no eres delirantemente feliz; para eso hay pastas, píldoras y brebajes. Es culpa tuya si no eres delgada; para eso hay fajas, cirugías e inyecciones. Es culpa tuya si eres soltera; para eso hay websites, agencias y clasificados. Es culpa tuya si tienes estrés; para eso hay yoga, masajes y libros de auto ayuda.  Es culpa tuya si no te sientes reconocida; para eso hay un día al año. Menudo problema el de los festivos, las mujeres, y las mujeres sin festivo. Tal vez deberíamos tener un Día de las Mujeres Hartas de que nos traten de asignar un sólo Día y amontonarnos en un solo rótulo genérico. Reconozco que el nombre del festivo es un poco largo, pero les prometo que venderíamos muchas camisetas.

*PUBLICADA EN MARZO DEL 2007

8 comentarios en “De Días y Mujeres

  1. Átomo dijo:

    A mi modo de ver, es mejor comenzar a hacer méritos para festejar el día de la mujer en otra nueva fecha, en lugar de seguir festejando fechas vacías y repetir todos los días la misma segregación de género.
    Gran texto, mujer, un saludo.

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s