Alabada sea la coba


The Whirlpool Galaxy (Spiral Galaxy M51, NGC 5...

La coba como motor del mundo

En un principio,  todo era oscuridad. Y entonces una insignificante partícula de polvo de dijo a otra: -A que yo me demoro un Planck de aquí a ese fotón.

Y la otra contestó: – A que yo me demoro menos.

Y entonces, el movimiento de las partículas aceleradas dio lugar a la fase de interacción electrodébil, las interacciones nucleares y electromagnéticas y los procesos de ruptura espontánea de la simetría que desencadenaron los choques y explosiones que formaron el Universo. Y entonces, Dios se despertó y vio semejante desorden. No había luz ni agua ni servicio de alcantarillado ni internet. Y entonces Dios dijo “Que se haga la luz”. Y no pasó nada. Entonces Dios se dirigió a los cuerpos celestes que se habían formado con la explosión de esa mañana y les dijo:

-A que ninguno de ustedes es capaz de brillar aquí quietecito en el centro de estas peloticas que tengo ahí flotando. Vamos a ver cuál se queda quieto más rato.

Y el Sol se echó tremendo pique para llegar primero y se ubicó donde Dios había señalado y dijo

-¡Me pido este puesto para toda la eternidad!

Y las demás estrellas se quedaron en posición de “estatua” y desde eso están ahí quietecitas, aunque ocasionalmente una se cansa y sale del juego mientras que las más chiquitas se la pasan jugando “lleva” por toda la galaxia.

Sucedió entonces que había que poblar la Tierra y Dios les pidió a los mares que dejaran salir a las montañas pero como la cosa no avanzaba, Dios dijo –Upa pues, el primero que tenga vida y vegetación espesa le toca escoger camarote.

La vida apareció primero en el agua y por eso hay más agua que tierra. Al principio, el agua tenía a la tierra toda amontonada pero un día los dejaron solos sin que nadie los vigilara y los continentes se rebelaron y decidieron estirarse un poco.

Pero de nuevo hubo contratiempos cuando el Sol se quería marraniar el cielo y no prestárselo a los primitos. Entonces Dios le dijo que si no compartía la bóveda celeste, le quitaba el Xbox y él y su primita Luna decidieron compartir para que no les quitaran los juguetes. Hubo entonces Día y Noche.

Llegó la hora de contratar gerente para administrar todo y Dios creó a Adán. Este, cansado de tener que hacerlo Todo, le dijo un día a Dios –A que no es capaz de hacer otro igualito a mi pero más bonita y que sepa cocinar.

Eva llenó todas las expectativas de Adán y eran felices hasta que un día se encontró una serpiente que le dijo –A que no es capaz de meterse esta manzana entera a la boca.

Y Adán y Eva y sus hijos fueron expulsados del Paraíso y tuvieron que buscar coloca en otra parte y finalmente se establecieron y tuvieron su rancho y sus críos. Y todo iba bien hasta que un día Abel le dijo a Caín :-A que mi tusa de maíz da más duro que su mandíbula.

Y así continuó la humanidad, creciendo y evolucionando a punta de coba. Así que recuerde, niños y niñas: la Fe mueve montañas, pero la coba las crea.

Amén.

2 comentarios en “Alabada sea la coba

  1. Carolina Montejo G. dijo:

    Me encantó! Al principio me sorprendió gratamente tu hábil manejo del vocabulario atómico… Wazzzzzz… Quedé boquiabierta! Me parecía estar escuchando a Sheldon el de TBBT. Y luego me reí muchísimo con el resto del relato de las cobas dadas y tomadas!
    Un abrazo fuerte! 🙂

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s