¿Aló? ¿Dios?


God?

Image by DamienHR via Flickr

La siguiente escena totalmente ficticia ocurre en un lugar absolutamente imaginario llamado, por darle un nombre cualquiera, el “Cambuche Miraflores”.

“¿Estás ahí, Dios? Soy yo, tu soldado pacifista Hugo… ¿cómo va todo allá en tu sucursal de Venezuela? Espero que todo ande bien con tus tropas. Aquí, las cosas han estado un poco difíciles. Esta semana estuvo complicada. Bueno, no quiero entrar en detalles para no preocuparte. El caso es que creo que algunos de los planes que habíamos discutido tendrán que reacomodarse. No es un ‘no’; es un ‘no, por ahora’, tal como dije cuando tuve ese otro disgusto con lo del plebiscito hace unos meses. Pero, total, quería hablar contigo de un par de asuntitos. Ni creas que me estoy metiendo en Tu Rancho Celestial, ni más faltaba. Ya sabes que soy sumamente respetuoso de eso de las fronteras –sean ríos o nubes- y no soy nadie para decirte cómo reinar. Pero tengo unas ideas que creo que vale la pena que tengas en cuenta.

Para empezar, creo que podríamos hablar de una actualización de algunas oraciones. Creo que el discurso latente es un poco imperialista, si me perdonas la expresión. Sugiero, como punto de partida, que de ahora en adelante comencemos con un ‘Camarada Nuestro que estás en el Cielo’, porque eso de ‘Padre’ me suena a una jerarquización pequeño- burguesa que no refleja el status de igualdad prometido en la Constitución –Biblia, le dicen algunos- en donde dice textualmente que somos hechos a tu imagen y semejanza. Pues, si somos semejantes, lo de Padre sobra, ¿no? Pero mira que Camarada transmite el mensaje de igualdad que tanto quiero, digo, queremos proyectar. Además, creo que deberíamos eliminar la palabra ‘reino’. Venga a nosotros tu ‘frente’ suena mucho mejor. Y eso de hágase tu voluntad… mira, hágase tu estrategia en Venezuela como en el Cielo, suena mucho mejor. Danos hoy nuestra munición de cada día, libéranos del Imperio… en fin, creo que ya ves para dónde voy con esto. Piénsalo, piénsalo, es todo lo que pido.

Si estamos pensando ya en una reforma, creo que el saludo oficial amerita un repaso. Sugiero ‘en el nombre del Libertador, del Comandante y del Espíritu Bélico’ como algo más apropiado para estos tiempos. Te prometo que lo adoptaremos cuando tenga en marcha lo del grupo que te mencioné en estos días, la OEC (Organización de Estados Chavistas), que sufrió un contratiempo pero que definitivamente es uno de mis proyectos bandera. Te prometo que cuando decidas enviarnos a tu hijo, bien sea que llegue a Cuba o a Caracas, todo estará en orden.

Hablando de órdenes y ordenaciones, ya que toco el tema he tenido una duda sobre lo de la santidad. ¿El aureola me impide usar boina? Porque ya sabes que quiero ser conocido como el Santo Emboinado, Santo Patrón de la Soberanía y la Belicosidad. Sin la boina no me van a reconocer. Lo de las alas tiene arreglo. Eso no es sino abrirles campo en el camuflado, pero la aureola me preocupa. Avísame cuando puedas. Mándame un comunicado, pero por favor, ojo con los e-mails que harto problema me han causado. Pregúntale a Raúl, quien supongo está sentado a tu izquierda. Bueno, y después de los sucesos de esta semana, creo que se está acabando el campo a tu izquierda, ¿no? No se les olvide guardarme el puesto…

Por hoy no es más, Camarada Celestial. Me despido, no sin antes agradecerte tu preferencia. Ah, casi se me olvida, la orden que puse para un rayo en unas coordenadas en el meridiano 75… mejor, deja así. Yo lo estoy resolviendo solito. Nos vemos mañana en otra edición de Aló Hugo

*PUBLICADA EL 9 DE MARZO DE 2008

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s