Un día de aquellos


Bad Day (Daniel Powter song)

Image via Wikipedia

Todavía no sé si creo en el karma y en la reencarnación y esas cosas, pero algo en lo que definitivamente es el ‘efecto dominó’. Tal vez no reconozcan el nombre porque yo me lo inventé, pero créanme que todos están familiarizados con el concepto. El ‘efecto dominó’ ocurre cuando una cosa sale mal temprano en la mañana y esto hace que todo el día se convierta en una secesión de infortunios, descaches, pifias y accidentes. Debe existir lo opuesto, es decir, el efecto dominó positivo en el que si una cosa sale bien, el resto del día es una maravilla. Este no fue, sin embargo, el tipo de día que tuve ayer.

Debí haber sabido que era un día para quedarme acostada en la cama desde que abrí el ojo, o bueno, el tímpano. Me despertó el sonido del inodoro descargándose lenta y costosamente. El agua en esta ciudad es carísima, tanto que me provoca poner una alcancía encima del excusado y pedirle a todo el que lo vacíe que aporte 500 pesos para la cuenta, pero mi esposo no me deja. El caso es que oír que el baño tiene un escape es como ver que se quema un fajo de billetes de 50 mil. Corrí a ver si podía detener la fuga, pero como mi cerebro se despierta más rápidamente que mi cuerpo, mi agilidad mental fue mayor que mi agilidad manual y no sólo me tropecé con la puerta del baño sino que despiqué la tapa del taque y rompí la cuerdita esa que hace que todo funcione. En otras palabras, convertí un dañito en un dañote.

Quise volver a acostarme para tratar de empezar de cero el día pero el gato quería leche, así que fue a la cocina y vi que se había acabado la bolsa que teníamos. Sin entrar en pánico saqué una bolsa nueva y tomé las tijeras para abrirla, pero obviamente presioné demasiado la bolsa y cuando la leche tuvo por dónde escapar, salió disparada cual Hoyo Soplador. Untada de leche del pelo a los pies decidí quitarme la piyama ahí mismo en la cocina y bañarme de una vez. Prendí el calentador, me empeloté y sólo entonces vi que los trabajadores de la construcción del lado habían decidió madrugar.

Avergonzada, helada y bañada en leche me fui directamente a la ducha en donde me resbalé, me cayó champú en los ojos y encima me tuve que secar con la toallita de mano porque se me quedó la grande en la cocina gracias a mi escape en cueros. El resto de mi ritual matutino de belleza incluyó maniobras como usar el desodorante de mi esposo como laca para mi pelo y lavarme los dientes con Voltaren Gel. Casi me saco un ojo con la pestañina y estoy segura de que la base me quedó más parchuda que una losa de mármol, pero creo que nadie se fijó en mi cara ya que debió ser mucho más divertido fijarse en que tenía medias de colores diferentes, los zapatos enlodados porque calculé mal la profundidad de un charco y una camisa a la que le faltaba un botón. En clase –es cierto y hay testigos- dos botones de mi abrigo nuevo decidieron emprender la huida y cuando me agaché a recogerlos, se me descoció el pantalón. No sé si los alumnos de la primera fila oyeron el delator sonido, que todos conocemos y tememos, que hace el hilo cuando cede ante la presión, pero sí oyeron el sartal de groserías que emití. Me sonrojé y traté de continuar la clase con la poca dignidad que me quedaba, pero mi alteración hizo que dejara la bufanda en el salón y la sombrilla en el taxi.

Llegué al apartamento y enseguida me puse una piyama limpia (la otra olía a queso) y aunque sólo eran las 4 p.m. me acosté para tratar de acosar el final de este día. Apenas mi cabeza tocó la almohada oí de nuevo el sonido de la fuga acuática. Cerré los ojos con obstinación y me quedé quietecita a esperar que los dominós dejaran de caer.

 

* PUBLICADA EL 6 DE ABRIL DE 2008

 

Un comentario en “Un día de aquellos

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s