La cofradía XXL


logo logia blasco ibañez

Image via Wikipedia

Les voy a contar un secreto. Mis hermanos y hermanas me perdonarán por revelarlo, pero no podemos seguir viviendo una mentira. Ustedes, pobres ovejas descarriadas, creen lo que ven en la televisión y lo que leen en los periódicos, pero no saben la verdad. La verdad verdaderamente verídica de este mundo es que los que estamos al mando somos los de tallaje superior.

Así como lo leen. Este mundo que tanto se ha dicho es diseñado para los flacos en realidad es comandado por los gordos. Somos los XL los que en realidad estamos al frente de todo lo que sucede. Fíjense ustedes mismos… los actores son XS, pero los productores son XL; las primeras damas son XS, pero las ministras son XL; las modelos son XS, pero las dueñas de las casas de modas son XL. Los XL nos alejamos de la luz, contentos con dominar el mundo desde los oscuros rincones de nuestros restaurantes preferidos. Todo lo que ustedes ven, la desesperación por lograr una figura perfecta, la locura por una apariencia sólo superficialmente sana, la noción retorcida de que los huesos son sexy, todo es obra nuestra, es una cortina de humo creada para entretener a la gente para que no se den cuenta de nuestro poderío. ¿No me creen? Los números no mienten.

Los XL somos mejores amantes (somos naturalmente altruistas), mejores compañeros (entre más platos se sirven, más temas hay que dominar) y mejores amigos (siempre hay tiempo para el postre y un consejito más) y mejores empleados (conocemos el valor del dinero pues lo vemos representado en empanadas) y mejores clientes (con dos gorditos fieles sobrevive cualquier panadería). Piensen en lo siguiente: los XS eligen los restaurantes basados en la decoración; nosotros, en la comida. ¿Con quién prefieren salir?

Y eso de que es poco saludable tener unos kilos de más… falso. La verdad está empezando a filtrarse, empezando por el estudio revelado hace pocos días en el que los resultados de 28 mil pacientes con problemas cardiacos mostraron claramente que los pacientes que tenían sobrepeso tenían menos riesgo de morir luego de un infarto. Durante tres años los científicos de la Universidad de Alberta trataron de encontrar un vínculo entre el peso y la mortandad. Lo que encontraron fue que el peso, pesa a la hora de sobrevivir.

Por eso he tomado la decisión de contarles sobre nuestra cofradía, porque ya no vamos a poder mantener el secreto mucho más tiempo. Tarde o temprano verán que eso de los problemas de tiroides y el cuento de que ‘tengo huesos grandes’ es pura paja. Lo decimos para que nos den esas miradas piadosas y nos descarten como inofensivos para que no nos vean como la amenaza que realmente somos. Un buen depredador siempre tiene un excelente disfraz y el de nosotros es el mejor de todos porque hacemos que ustedes lo luzcan. Así, nosotros estamos plácidamente esparcidos sobre nuestros reales aposentos mientras los delgados luchan por apagar incendios (un XXL no puede ser bombero), conquistar el espacio (no hay trajes espaciales en nuestra talla) y posan para los calendarios.

Por eso, la próxima vez que vean a un gordito respirando con dificultad al subir una escalera y sintieron un poco de pesar, guárdense su pesar y témanle como es debido porque ese ‘gordito’ probablemente es dueño del Ferrari que está parqueado afuera, está casado con una supermodelo y tiene acciones en AT&T.

 

* MUNDO MODERNO 2008

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s