Se vende…contacto humano


Image representing eBay as depicted in CrunchBase

Image via CrunchBase

Que hoy se compre y se venda de todo tal vez no sorprenda a nadie pero hasta a mí me llamó la atención lo que logró un hombre en Ebay esta semana: vendió un año de amistad.

El oferente se describía a sí mismo como un cristiano compositor que toca guitarra y es experto en mercadeo. El anuncio decía que estaba listo para entablar un año de amistad en el que sería de gran apoyo en caso de tiempos difíciles y que quien ganara la subasta recibiría mensajes electrónicos semanales, ser amigos en Facebook y Twitter, menajes de feliz cumpleaños y aniversario y “más”. No sé qué incluiría ese “más” (yo sospecho automáticamente de cualquier negocio que sea tan vago con sus servicios, tipo “Empanadas y más” o “Fotocopias y otras cositas”) pero la oferta fue lo suficientemente tentadora como para que 29 personas hicieran ofertas para ganarse el derecho de llamar “amigo” a este guru de las ventas.

No puedo más que preguntar ¿a qué hemos llegado? Bueno, eso no me asusta tanto como pensar a dónde llegaremos. Porque siendo sinceros, la idea de vender interacciones humanas es de lo más vieja. Todas las culturas humanas han tenido su versión de mercaderes del placer. Desde las Geishas hasta los Gigolós, siempre ha habido quién cobre por compartir su tiempo y/o su cuerpo. Y vender relaciones tampoco es nuevo. La idea de los matrimonios por amor es bastante nueva y antes las relaciones familiares no eran más que una feria de vírgenes y virginidades que hoy sobrevive en algunos lugares y ha mutado para dar lugar a las mail order brides y matrimonios por Internet.

Pero la amistad… la amistad hasta ahora se había mantenido al margen del comercio y me preocupa un poco a dónde nos pueda conducir. Me refiero a que una vez se le ponga precio a la amistad, nada detiene a quien quiera fragmentarla. Temo que dentro de unos años a fin de mes nos pasarán cuentas de cobro en donde algún “conocido” nos cobre tres sonrisas, un apretón de manos, dos guiños y cuatro saludos efusivos. Incluso podría haber empresas que se especialicen y ofrezcan combos. El Oro, que contempla sólo saludos corteses y el ocasional intercambio de opiniones sobre algún tópico en el diario; el Diamante, que ofrece lo anterior más un almuerzo al mes y la asistencia a algún evento especial como fiesta de cumpleaños una vez al año; y el Platino, que viene con dos eventos familiares (bodas, bautizos, entierros, etc.) al año, dos almuerzos al mes, una cena mes de por medio, fotos en Facebook, seguida en Twitter y mensaje de buenos días en la Blackberry todos los días, lunes a viernes (domingos y festivos valen más).

No creo que yo lograría que me pagaran por mi amistad (y a estas alturas, por los demás servicios tampoco) pero el caso es que hay dos personas que sellaron su amistad por 102 dólares y aún no sé cuál de los dos me parece más triste: el que vende su amistad, o que el paga por ella.

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s