Oda a la mamá pereirana


photography of children story book by Rafael P...

Image via Wikipedia

Esta mañana mi esposo empezó a recitarle a Matías “El Gato Bandido” de Rafael Pombo, que empieza así : Michín dijo a su mamá:”Voy a volverme Pateta, y el que a impedirlo se meta en el acto morirá…” y hasta ahí llegó mi maridito porque le dije:
-Si Pombo hubiese nacido en Pereira, nunca habría escrito ese poema.
-¿Ah sí? ¿Y eso por qué? –preguntó Jorge.
-Porque una mamá pereirana NUNCA dejaría que le contestaran así.
Porque eso sí, hijo o hija de pereirana que se respete sabe que con la mamá no se alega, que se le dice “sí SEÑORA”, que se le avisa uno dónde va a estar y que no se le deja la comida servida. Todos sabemos que hay que dar las gracias, pedir el favor, saludar bien queriditos y no hacer quedar mal a la mamá.
Todo esto es gracias al Método de Crianza Pereirano, que consta de: una capacidad de regañar con los ojos con la patentada “mirada chiquita”; un poder casi Jedi de convencimiento usando la frase “haga lo que se le dé la gana”; el poder premonitorio que se condensa en “ese muchacho no le conviene pero vaya, vaya, como usted primero tuvo amigos que mamá”; una lógica irrefutable (dígame dónde estuvo y ay donde me conteste, no coma con la boca llena, etc.); y el infaltable  pellizco chiquito, sólo o en combinación con el regaño entre-sonrisado. Todos estos pilares de la crianza pereirana han sobrevivido al paso del tiempo. Dispositivos, gobiernos, teorías y estudios van y vienen, pero el poder del “¡Cuí-da-díto!” (así, con doble acento, porque hay palabras agudas, graves, esdrújulas, sobresdrújulas y dichas por la mamá) es para siempre.
Ah, y el diminutivo, tan tierno en otras ocasiones, es una de las armas más poderosas de la madre pereirana. El nombre de uno en diminutivo es señal de que se avecinan nubes de tormenta, como diría Emilio. El temido “mijito, cuando lleguemos a la casita le tengo que decir una cosita” inspira más temor que cualquier versículo del Apocalipsis.
¿Dudan? No es sino que miren en himno de Pereira para que vean que ese recio empuje de los titanes se debe a que detrás de ellos había una señora arriándolos, chancleta en mano.
Y es que les digo que si Rafael se hubiese apellidado Marulanda, Doña Rita le hubiera enseñado que a la mamá no se le hacen esos desplantes. No me cabe duda alguna de que, de haberse dado el caso hipotético descrito anteriormente, El Renacuajo Paseador tampoco sería igual. En mi versión pereirana de Rin Rin, apenas ese muchachito “hace un gesto y muy orondo se va”, la mamá lo persigue y a punta de escobazos lo arrea pa la casa;  busca al ratón vecino y de la oreja y se lo lleva a la mamá para que ella lo regañe; va hasta la casa de Doña Ratona y le tira el algodón por la ventana diciendo –¡Cuidadito se mete con mi hijo, roeadora pervertida!; de regreso a casa mira rayado a Doña Gata y para terminar le da dado un carterazo al Pato tragón.
PUBLICADA EL DOMINGO 8 DE MAYO, DÍA DE LA MADRE, DE 2011

5 comentarios en “Oda a la mamá pereirana

  1. Luz Helena dijo:

    uy siiiiii Muy acertada tu columna… jajajaja me encantó!!!

    Feliz día de la Madre!!!

    Éxito y Felicidad en abundancia!!!

    Luna

  2. Sue Valencia dijo:

    Creo que el método de crianza pereirana y el mexicano van muy de la mano. Mi mamá era la master de la mirada del Jedi y con eso nos controlaba a metros de distancia.
    ¡Ah! Y en México estamos celebrando hoy a las santas y abnegadas madres todas. Asi que, a una de mis favoritas y “role model”: FELICIDADES ANGELA!

  3. Tracy López dijo:

    Me gusto mucho tu post. Mi madre es gringa Americana pero tuvo métodos similares.

    No tenemos el diminutivo en inglés pero me encanta esta:

    “El nombre de uno en diminutivo es señal de que se avecinan nubes de tormenta, como diría Emilio. El temido “mijito, cuando lleguemos a la casita le tengo que decir una cosita” inspira más temor que cualquier versículo del Apocalipsis.”

    Feliz día de la Madre!

    • Angela Alvarez Velez dijo:

      Thanks amiga! A raíz de los comentarios que he recibido creo que voy a tener que replantear lo de Mamá Pereirana. Pensé que tal vez era mamá Latina pero veo que es más que eso… si se te ocurre un nombre, me avisas!

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s