Relaciones familiares en la era de las comunicaciones


PIBLICADA EL 27 DE MARZO DE 2011

Todo empezó de manera tan inocente…llamé a mi mamá al celular y me contestó agitada.

-Qué hubo, mija. ¿Qué pasó? ¿Qué necesitas?

-No, nada urgente. Sólo quería preguntarte por la receta de la torta esa que se hace en el microondas.

-Está en el cajón de mi nochero.

-Mami, estoy en Bogotá. No puedo abrir tu nochero (esto dicho con desesperación y condescendencia)

-Ay, mija, no el cajón-cajón. Mi BLOG, que se llama así.

-¿Tienes un blog?

-Sí. Es que tengo muchas amigas que me escriben pidiéndome la receta de lo que les di tal o cual día que vinieron o me piden consejos de orientación familiar y me cansé de escribirles de a una y puse un blog.

-Ah, qué bueno. ¿Y mi papá?

-Tu papá tiene su propio blog.

-No, me refiero a que si está por ahí para que me converse.

-No, él está en este momentito metido en Skype con un tipo de Costa Rica que le está preguntando por unos abonos orgánicos. ¿Por qué no te metes y le mandas un tweet y le preguntas qué quiere de almuerzo?

-¿Pero, por qué no vas tu y le preguntas? Lo tienes al lado…

-No, él está en la parte de atrás de la finca y yo estoy en mi cuarto porque estoy actualizando mi Facebook para que quede coordinado con mi blog y los dos sincronizados con mi Blackberry porque tengo que saber cuándo alguien se mete al blog y si me hacen comentarios para estar al tanto.

-Pero, no puedes hablar conmigo ahora…

-Me encantaría pero es que estoy configurando mi cuenta de Twitter y mis seguidores están pendientes de mis Tweets. Hoy voy a twitear sobre Montessori y voy a subir una entrada sobre una torta de banano.

-Ahhh. Bueno, pues si estás ocupada…

-No, mira, si quieres mándame un mensaje de texto al celular y si quieres me dices de qué quieres hablar y yo te mando un hipervínculo remitiéndote a una página que hable del tema sobre el que tienes preguntas.

-No, no era nada. Te quería contar de algo que había hecho Matías…

-Pues grábalo y montas el video en YouTube. Yo ya tengo cuenta.

-No, pues tienes cuenta en todas partes.

-Pues es que toca, mija, porque uno en la vereda se desconecta mucho y hay que estar actualizados, saber lo que está pasando en el mundo.

-Pero yo pensé que ustedes se habían ido a vivir a la finca porque estaban cansados de estar actualizados y querían precisamente desconectarse del mundo y reconectarse con la naturaleza, vivir más tranquilos, disfrutar de los atardece…

-Ay, ahora que dices atardecer, te voy a mandar una presentación en Power Point de unos atardeceres divinos.

 

Como quien dice, nunca habíamos tenido tantas maneras de incomunicarnos.

 

 

Un comentario en “Relaciones familiares en la era de las comunicaciones

  1. Carolina Montejo G. dijo:

    Ay Dios!
    Me sentí identificada con este artículo porque inevitabelemente me llevó a pensar en cómo va a ser la comunicación con nuestros hijos cuando sean adolescentes si con nuestras mamás es así ahora?
    Es mejor no estresarme con eso por ahora y más bien seguir disfrutando de tus maravillosas columnas!
    Abrazos mil a Matías y a tí! 😀

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s