Horrografía de lo hiper-correcto


PUBLICADA EL 16 DE ENERO DE 2011

La Nueva Ortografía de la Real Academia aprobó ciertos usos con los que todavía no me he podido poner de acuerdo. Podrán acusarme de por-yanqui o anti-castellana, pero si a mi me invitan a tomar un güisqui en un yacusi mientras oímos algo de yas luego de una conferencia de márquetin dictada por un mánayer, no me suena. O bueno, sí suena, el problema es que verlo escrito así le baja mucho de categoría al plan.

Entiendo el dilema de los de la REA, a quienes admiro y aprecio -pese a que no me han hecho caso con algunas palabras que he sugerido en esta columna. Sé que buscan la manera de incorporar la ortografía de los extranjerismos de uso común a la escritura tradicional, como lo han hecho con ponqué (que viene de pound cake) y bisté (que viene de beef stake) y anhelo el día en que se regule el uso del round point, que lamentablemente he visto escrito como romboy. Pero también siento que si entro a una panadería donde vendan cruasán con yogurth (¿de dónde sacan la “h”?) lo más probable es que se me quite el hambre.

El dilema de respetar lo ancestral mientras se incorpora lo novedoso no es nuevo. Desde hace años vienen advirtiendo que la ortografía está al borde de un cambio que supuestamente nos va a simplificar la vida.

¿Será que sí es más simple? Recuerdo que en la Universidad nos dieron algunas de las normas que pretendían poner en práctica. La primera era eliminar las diferencias entre c, q, q y k, de tal manera ke todo se eskriba de manera unifikada. Una ves kiten esa parte, eliminan el otro dolor de kabesa que es la diferensia entre c, s y z, hasiendo que todo sea sensillo. En aras a la sensiyes tambien se suprimen la doble c para remplasarla por x, kon el fin de ebitar axidentes; se kita la diferensia entre b y v para ke eso de ke si es kon be de baca o de barril no sea necesario. Pero no nos dejemos yebar por las apariesias y beamos que pretenden ayudarnos con dar de baja a la h, ke a beses konfunde a la jente, lo mismo que la g y la j, ke en jeneral se prestan para tantos errores recurrentes como la rregla de la r que suena como r o como rr al prinsipio de las palabras. De ai ke kitar eso, ademas de kitar las tildes y las konsonantes st, ps p pt juntas para ke uno tenga la osion de ke el asento de eta parte no sea diferente al de eta otra parte. Eta propueta, junto con alguna otra ke tratan sobre la eliminasio de la “s” y las “n” al final de la palabra, etan diseñadas para aser ke la ortografia no sea tan difsil y ke todo podamo ekribi bien, sin temor a ser dicriminado por nuetra faya.

Pero la faya konsite en no tene en kuenta ke la sensiye, por atratiba ke pareca, tiene un lado ocuro: la sensiye seduse con la promesa de la komunikasio fluida pero nada flulle kuando a uno le arde la rretina de be tanto errore.

Y ahora, si me disculpan, me voy a tomar un analgésico y hacer planillas con tildes mientras brindo por la sencillez con un vaso de váter.

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s