Juego de disfraces

16/11/2013 § 2 comentarios


De niña disfrazarme era mi juego preferido. Pilar y yo nos poníamos las piyamas de mi abuela para jugar a las hadas, los vestidos para las princesas y usamos las levantadoras como kimonos (ahora veo que debió ser menos divertido para mi abuela). Siempre pensé que disfrazarnos era una diversión infantil pero he descubierto que es más que eso.

Verán, esta semana hablé con una compañera de la universidad (hagan clic aquí para conocer su blog que es regio) y en un punto hice referencia a mi timidez por mi español menos que perfecto y ella me dijo, confundida, que nunca se había dado cuenta de que el español no fuera mi lengua nativa. Quedé muda. Yo pensaba que todo el mundo se daba cuenta de mis gringadas a los cinco minutos de conocerme. Son muy consciente de los errores que cometo y me disculpo profusamente cuando siento que no hago buen uso de la lengua de mis padres. Pero al parecer, la cosa no es tan grave como yo pienso.

Eso me hizo pensar un poco sobre el tema de la autopercepción. En estos días leí un estudio que afirma que la memoria no es infalible. Yo me jacto de tener una memoria prodigiosa, de recordar detalles que otros han olvidado sobre hechos ocurridos hace años pero este estudio dice que esos detalles bien podrían ser inventados (y tal vez por eso nadie más los recuerda). Esto me impactó profundamente porque gran parte de mi identidad se basa en mis recuerdos y de repente pensar que mi cerebro no es capaz de diferenciar entre algo que me sucedió y algo que vi en un comercial de gaseosas de los años ochenta me resulta bastante espeluznante.

Pero la cosa se puso peor cuando empecé a investigar más. Descubrí que cosas tan banales como la presencia de un celular pueden determinar si dos personas se caen bien (si hay un celular visible las probabilidades de lograr empatía disminuyen) y que la edad promedio de la gente del barrio puede hacer que la gente quiera tener hijos más pronto. Es decir, el cuento del “verdadero yo” es eso, puro cuento. Uno es lo que decide ser todos los días.

Y eso me puso a pensar en la que he decidido ser; en la prima que (creo que) no me quiere y se burlaba de mi cuando éramos niñas, y el primo que (tal vez) me tiró a la piscina y en que realmente no somos muy amigos ahora porque (creo) que se burlaban de mi y que si les doy la posibilidad de hacerlo ahora lo harían de nuevo. Pensé en todas las personas con quienes me da pereza encontrarme porque (creo recordar que) tuvimos un momento tenso en una conversación que tuvo lugar hace diez años. Pensé en todas las veces que me he sentido extranjera, que (creo que) se burlan de mi acento, que (creo que) debo explicar por qué me equivoqué en la columna. Y después de pensar me sentí un poco perdida…hasta que encontré esta cita de Kurt Vonnegut “Somos lo que jugamos a ser así que hay que tener cuidado con nuestros juegos”. Si todo es un juego, de ahora en adelante voy a jugar a ser princesa.

*Esta columna apareció en la versión impresa de Mundo Moderno en el diario La Tarde de Pereira el 17 de noviembre de 2013

About these ads

Etiquetado:, , ,

§ 2 respuestas a Juego de disfraces

  • zavilar dice:

    Gracias por el piropo y la mención a mi blog!!!!

    Sabes hace casi un año volví a entablar conversación y amistad con una persona con la que no hablaba hace una década. Y, gracias a ese reencuentro y a nuestra conversación casi diaria durante este año, hemos podido conciliar nuestra versiones de la vida que vivimos hace 10 años. Ha sido maravilloso ver que la realidad no existe y que los recuerdos son percepciones e interpretaciones personales de los acontecimientos. Así que te invito a hablar con la prima que seguro si te quiere, a buscar al primo que quizá no te tiró a la piscina, a darle otra oportunidad a toda la gente con la que quizá viviste algún momento tenso. A sentirte en casa y nunca más extrajera. A jugar a ser la que quieras, ahora, ya que es una fortuna tener esa posibilidad disponible. Un abrazo!!!

    PD: creo que en el * la fecha debe ser 2013 y no 2012, cierto? :)

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Juego de disfraces en logosyfilias.

Meta

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.512 seguidores

%d personas les gusta esto: