El año de vivir bíblicamente

20/10/2012 § 9 comentarios


Rachel Held Evans

Rachel Held Evans. El rostro de la mujer que amenaza a la Iglesia con su vagina.

La verdad es que en este punto no sé si admirar profundamente a Rachel Held Evans o pensar que está loca. O un poco de ambas.

Les contaré lo que sucede: esta mujer vivió durante un año entero según la Biblia. Y no me refiero a las partes fáciles como no matarás; ella cogió la Biblia como si fuera el Manual de Carreño  y durante 12 meses no se cortó el pelo, hizo su propia ropa, se refirió a su esposo como “Amo”,  anduvo con un cojín para no sentarse directamente sobre los muebles y no contaminarlos con su impureza, pasó sus periodos de menstruación en una carpa que armó en su patio y no tocaba a su esposo ni a nadie más durante esos días. Luego recogió sus experiencias en su blog y ahora ha escrito un libro al respecto. La idea de ella es hacer que los cristianos se replanteen la noción de “feminidad bíblica” y entiendan qué es lo que realmente vale la pena rescatar de las mujeres de la Biblia y qué necesita un poco de actualización.

Todo esto ha generado mucha publicidad para la escritora evangelista, pero una de las cosas que más ha llamado la atención de los medios –y la mía- es que la cadena de librerías cristianas más grande de la lengua inglesa no venderá el libro “Una año de feminidad bíblica” porque contiene la palabra “vagina”. Vale la pena anotar que la misma empresa, llamada Lifeway, vende sin problema varios libros que contienen la palabra “pene”.

Sí, de nuevo sonamos con que las partes femeninas son capaces de generar tormentas, y eso que esta vez es sólo la palabra, ni siquiera hay fotos ni caricaturas. Ha sido la locura y hasta venden camisetas con la leyenda “Team Vagina” (Equipo Vagina). No estoy diciendo que quiera una de cumpleaños, pero interesante, ¿no?

Ahora, mi preocupación no es ni por le libro de Rachel ni por su vagina sino por todas las vaginas (mi corrector de palabras no entiende por qué uso el plural. Debe pensar que todas somos una sola Gran Vagina). Me refiero a que las barreras que existen para impedir que se habla de manera franca y honesta sobre la sexualidad y el cuerpo de las mujeres refuerzan la noción de que son de alguna manera sucios, malos o cochinos, algo para tapar y de qué sentirse avergonzados. Es más, les apuesto que varios hombres y algunas mujeres que han llegado hasta este punto de esta columna pensará que estoy siendo soez o grosera o irrespetuosa, pero si estuviera hablando de los codos o de las rodillas no tendrían problema. Es sólo eso, una parte del cuerpo, pero no es tratada como tal. Y nadie piensa en los efectos a largo plazo que esto puede tener sobre nosotras, las vaginahabientes (no se me ocurre otro término), cómo la vergüenza y el asco que nos hacen sentir de nuestros cuerpos afecta nuestra capacidad de amarnos y dar amor y esto repercute en aspectos de la cultura y la sociedad al punto que la idea de que nuestro cuerpo –el femenino- nos hace inferiores lleva a que aún en muchos aspectos se considere que las mujeres no somos iguales ni merecemos el mismo trato que los hombres.

Tal vez el libro de Rachel genere más que sólo alboroto, tal vez ayude a que algunas personas reflexionen y cambien de actitud, pues si bien creo que esta señora tiene que estar loca por querer hacer todo esto, también creo que sacó del clóset a toda esa mano de locos que creen que “vagina” es una grosería.

Etiquetado:, , , , , , , ,

§ 9 respuestas a El año de vivir bíblicamente

Venga opine, deje la timidez...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El año de vivir bíblicamente en logosyfilias.

Meta

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.513 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: